Jaime envío un mensaje mafioso

El seis de abril de 2001, Ricardo Jaime era pobre y no lo conocía nadie. Ese día, Luis Sarlenga, un operador de Emir Yoma en el tráfico ilegal de armas, se quebró ante Jorge Urso, un juez federal que manejaba a su antojo la causa que investigaba la venta clandestina de cañones, fusiles y municiones a Croacia y Ecuador. Sarlenga había pedido protección y fondos secretos para salir de la cárcel, pero Yoma se olvidó de su soldado y se dedicó a cultivar sus negocios en Europa y Medio Oriente. Un error fatal: Sarlenga apuntó a Menem y lo entregó. “Soy un traidor, soy un traidor”, gimió Sarlenga antes de firmar el acta judicial.

Foto Sarlenga/vídeo Yoma.

Casi tres años después, en diciembre de 2003, Jaime seguía pobre y no participaba de los almuerzos selectos que se ofrecían en los hoteles más glamorosos de Buenos Aires. Por eso no participó de una ronda de platos deliciosos que se sirvieron a pocas cuadras del cementerio de la Recoleta, donde un ajustado rumor compitió con el cordero untado con una salsa memorable. “Pontaquarto se quebró, y De la Rúa está en problemas”, decía la escueto comentario off the record.

Foto/vídeo Pontaquarto.

El expoderoso secretario del Senado, implicado en un supuesto pago de coimas para sacar la ley de Flexibilización Laboral, se había cansado de esperar la ayuda de Balcarce 50 y decidió contar lo que sabía frente a las cámaras montadas por una revista que financiaba un importante empresario farmacéutico. Al margen del fallo judicial, que dictó la absolución a todos los implicados, sirve la lógica política de la situación: Pontaquarto esperó, pataleo, se angustió y, finalmente, denunció todo lo que sabía para estar tranquilo con su conciencia.

 

 

 

 

Luego de la extensa ronda de preguntas que hicieron los defensores, y por orden del tribunal se emitió el video de la entrevista que en diciembre de 2003 dio Pontaquarto a la entonces revista TxT.

 

 

 

Soy un traidor, soy un traidor— gritaba el ex interventor de Fabricaciones Militares Luis Sarlenga mientras lloraba desconsoladamente y confesaba ante el juez que Emir Yoma era quien le había dado las órdenes de vender ilegalmente armas a Ecuador y Croacia. Era la tarde del viernes 6 de abril de 2001, y en ese clima había transcurrido la declaración del primer arrepentido del menemismo que dejó en ese momento al ex presidente Carlos Menem al borde de la cárcel.

Ese viernes, Sarlenga lo había comenzado con el ánimo recompuesto en su pequeña celda del Escuadrón Buenos Aires de la Gendarmería, luego de tantos meses de depresión, angustia, desesperanza y amenazas de muerte.

Estaba a punto de salir libre bajo fianza, luego de cumplir dos años y medio de prisión preventiva acusado de haber participado de una maniobra para contrabandear 230 toneladas de pólvora para cañones a Croacia en una causa paralela a la investigación por la venta ilegal de armas a Ecuador y Croacia que investigan el juez federal Jorge Urso y el fiscal Carlos Stornelli.

Hacía cincuenta y un días que la familia de Sarlenga se esforzaba para reunir los 150.000 dólares que necesitaba para pagar una fianza que lo dejaría en libertad. El menemismo le había negado la plata, pero había conseguido una propiedad de un socio en La Rioja para poner como garantía. Entonces le llegó una orden del juez Urso que lo dejaba en prisión como organizador de una asociación ilícita que desvió las armas, un delito no excarcelable bajo fianza porque tiene una pena mínima de cinco años y una máxima de diez.

Urso había firmado esa resolución, cumpliendo con una instrucción que dos días antes le había dado la Sala Segunda de la Cámara Federal de la Capital, un tribunal de apelación que Menem no había podido domesticar durante sus diez años de hegemonía política.

Rechazo absolutamente las acusaciones, no tengo ningún tipo de responsabilidades. Cumplí con las normas, con mis obligaciones como funcionario y con las expresas directivas del ex presidente (Néstor) Kirchner y de la Presidente para recuperar nuestra Argentina”, precisó. Jaime dijo que no tuvo “ni vacaciones para recuperar el sistema de transporte”

A través de http://www.argnoticias.com/politica/item/9139-jaime-envío-un-mensaje-mafioso

Anuncios

Acerca de ARGNoticias

ARG Noticias es un diario digital creado por profesionales que, necesitados de información transparente, asumieron el desafío personal de contar una realidad compleja sin prejuicios ni condicionamientos. ARG Noticias apuesta a defender la pluralidad de ideas, en un mundo cruzados por intereses contrapuestos y visiones diferentes. Su misión es informar sin juzgar. Contar lo sucedido desde diferentes ángulos, invitando al lector a sacar sus propias conclusiones sobre cada uno de los hechos.

Publicado el abril 21, 2014 en Noticias y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: