El día que tronó el escarmiento

El cántico de los Montoneros en Plaza de Mayo.

Un día como hoy, pero cuarenta años atrás, el expresidente Juan Domingo Perón expulsaba de Plaza de Mayo a los Montoneros, que habían concurrido a participar del histórico acto por el Día del Trabajador. Se trató de un quiebre en el peronismo, que a partir de aquel momento decidió echar por tierra a la juventud de izquierda y girar estrepitosamente hacia la derecha. La violencia y el terrorismo de Estado se volverían cada vez más fuertes.

Fue un discurso clave de Perón en el ocaso de su vida. El General había hecho lo que jamás soñó: insultó y cargó contra miles de sus partidarios, quienes por primera vez en la historia le dieron la espalda y abandonaron la plaza de los grandes atardeceres de gloria, dejando un hueco imposible de llenar.

El 1º de mayo de 1974, en la Plaza de Mayo se encontraban reunidos los sectores gremiales, como la Unión Obrera Metalúrgica, y la aclamada “juventud maravillosa” que el líder elogiaba desde el exilio y que, desde finales de los años sesenta, se había convertido en protagonista de la resistencia que luchó durante dieciocho años por devolverlo al país. Pero una cosa era el exilio y otra el poder. Nadie mejor que Perón sabía de estas cosas.

 

La plaza había amanecido aquel miércoles repleta de pequeños carteles aferrados a los árboles y cargados de insultos hacia Isabel Perón. No sólo eso, sino que los Montoneros lo esperaban al General coreando sin cesar: “¿Qué pasa, qué pasa, qué pasa general que está lleno de gorilas el gobierno popular?”. Cuando salió al balcón, alrededor de las cinco de la tarde, Perón arrancó con su discurso y con tan sólo dos palabras, “imberbes” y “estúpidos”, rompió de una vez y para siempre los lazos que lo unían con la juventud de izquierda.

Los guerrilleros habían soñado un Perón revolucionario. Durante su exilio, su compromiso con el líder los había unido y fortalecido en torno a Héctor Cámpora. Sin embargo, su regreso al país los sorprendería. Ya no soportarían el giro a la derecha de un peronismo al que también soñaban diferente, ni a José López Rega, el poderoso ministro de Bienestar Social al que le adjudicaban, con razón, intenciones y acciones criminales. Y tampoco a la vicepresidenta, María Estela Martínez de Perón, en quien intuían un quimérico deseo de parangonarse con la mítica Evita.

montoneros-grafitti

En aquel 1974 la Argentina era un vendaval. Quien lo vivió, lo sabe. El acto del 1º de mayo no fue sino la ratificación de una decisión tomada por Perón mucho antes, tal vez el día de su segundo retorno al país, entenebrecido por la masacre de Ezeiza; tal vez cuando Montoneros asesinó a uno de sus hombres más fieles, el secretario general de la CGT, José Rucci; tal vez cuando los embates de la guerrilla marxista del ERP, con la que Montoneros y la JP mantenían “diferencias” sin decidirse a la ruptura total.

En aquel 1º de mayo, la ilusión de que el carisma del viejo general fuese capaz de contener en su abrazo a la izquierda peronista, a Montoneros y también a los poderosos gremios con la Unión Obrera Metalúrgica a la cabeza, estaba hecha añicos. Y la JP ya no entraba en los planes de Perón.

 

A las cinco de la tarde Perón, desencajado, arrancó con su discurso y, como sabía adónde pegar, lanzó frases que terminaron de lleno con toda esperanza. Fue suficiente. Desolados, enfurecidos, huérfanos, JP y Montoneros dieron la espalda a Perón y dejaron la Plaza.

En aquella danza de imposibles de aquel día, Perón terminó su breve discurso con un anhelo “(…) espero poder verlos de nuevo en esta plaza el 17 de octubre.” Tampoco pudo ser. El viejo General murió dos meses después. Y ya nada volvió a ser nunca igual.

A través de http://www.argnoticias.com/politica/item/9625-el-día-que-tronó-el-escarmiento

Anuncios

Acerca de ARGNoticias

ARG Noticias es un diario digital creado por profesionales que, necesitados de información transparente, asumieron el desafío personal de contar una realidad compleja sin prejuicios ni condicionamientos. ARG Noticias apuesta a defender la pluralidad de ideas, en un mundo cruzados por intereses contrapuestos y visiones diferentes. Su misión es informar sin juzgar. Contar lo sucedido desde diferentes ángulos, invitando al lector a sacar sus propias conclusiones sobre cada uno de los hechos.

Publicado el mayo 1, 2014 en Noticias y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: